CRISTINA PARODI: “CATAMARCA TIENE LAS CARACTERÍSTICAS PARA SER UNO DE LOS DESTINOS ELEGIDOS POR EL TURISMO”

La orfebre es oriunda de Buenos Aires, estudió Bellas Artes y trabaja a diario con plata, cobre, bronce, madera y rodocrosita. Muchos de sus diseños, como las joyas y la corona de la Virgen del Valle, son reconocidos y destacados en la provincia de Catamarca.

Es orfebre y, si bien no nació en Catamarca, se considera una catamarqueña por adopción. Casada con un belicho, dice que la une más el amor.

La orfebre Cristina Parodi es oriunda de Buenos Aires, estudió Bellas Artes y trabaja a diario con plata, cobre, bronce, madera y rodocrosita. Muchos de sus diseños, como las figuras de vicuñas y llamas; las joyas y la corona de la Virgen del Valle son reconocidos y destacados en la provincia de Catamarca. 

Cristina también es docente: Técnica en Turismo. Promociona la provincia en todo el mundo, a través de exposiciones, ferias y eventos. Y brinda capacitaciones a agencias de viajes de Buenos Aires. En 2013 realizó una expo en la Casa denominada “Descubriendo Catamarca” con un grupo de alumnas de orfebrería. Esa muestra, luego, recorrió toda la provincia.

“Lo más destacado en orfebrería para Catamarca fueron las coronas, tanto para la Virgen de Belén como para la imagen de la Virgen del Valle que hice junto a mi esposo Carlos Martel. También tengo una línea de joyas, objetos y bijou inspirados en los paisajes y la cultura de Catamarca”, señaló Parodi.

Cómo a todos, a Cristina también la afectó la pandemia. Pero, a pesar de considerar a la actualidad que nos toca vivir como “una situación muy triste”, la misma no logró detenerla: “Hay mucha incertidumbre y se hace difícil tener proyectos. Lo bueno es que surgieron como importantes las cosas esenciales. A los que de alguna manera estamos relacionados con el arte, la creatividad siempre nos salva”, afirmó.

-¿Cómo le afectó la pandemia?

-Fue un golpe implacable. De un día para otro desaparecieron todos los proyectos, el trabajo y las ilusiones sin una fecha cierta de retorno, y sin saber en qué condiciones se va a dar ese retorno. Es un momento muy duro para el turismo, pero también es una oportunidad de reflexionar y planificar para el futuro, que esperemos sea cercano. Para Catamarca, lo que antes eran desventajas como la falta de conectividad, el ser un destino emergente, y el que la mayoría de los viajes se hagan con pocos pasajeros en vehículos 4×4, posicionan a la provincia como uno de los destinos con características que posiblemente elijan los viajeros: turismo de naturaleza, con grandes extensiones desiertas, pequeños alojamientos, grupos muy reducidos, paisajes realmente deslumbrantes, riquísima cultura y variedad gastronómica.

Cristina asegura que sus dos amores son la orfebrería y el turismo. “En orfebrería desarrollé una línea de objetos, joyas temáticas sobre los paisajes, costumbres y cultura catamarqueño, y trato de utilizar materiales de la región como la piedra rodocrosita, la lana de llama, la plata, o el tejido en telar”, detalló.

Sus piezas se pueden ver y adquirir en el local de la Cooperativa Huayra Huasi, en la Casa de Catamarca en Buenos Aires, o en varios locales de la cuidad de Catamarca y Belén, o bien a través de sus redes sociales. “También doy clases personalizadas de orfebrería en mi taller”, añadió.

-¿Cómo ve la implementación del sello “Origen Catamarca”?

-Es muy importante el desarrollo de la marca recientemente lanzada. Es una gran oportunidad de promocionar y hacer visibilizar más los productos de la provincia a nivel nacional e internacional, además de garantizar la calidad y originalidad de los productos”. No solo sirve para promocionar los productos, sino que promociona el nombre Catamarca y despierta el interés por conocer el lugar de origen, su producción, sus paisajes, y el país en general.

-¿Cómo imagina el regreso a la actividad turística en la pospandemia?

-Pienso que el esfuerzo del regreso tiene que ser con la unión de todos los actores en forma solidaria, privados y Estado. Mientras tanto, queda seguir capacitándose y promocionando el destino. El turismo que se viene va a optar por destinos al aire libre, lugares poco poblados, grupos reducidos, destinos remotos y visitantes con conexión a la naturaleza. Catamarca tiene todas las características para ser uno de eso destinos. Hay que prepararse. Deberíamos pensar este tiempo como una rara oportunidad para reflexionar y generar proyectos en los que se prioricen la ética, la solidaridad y la sostenibilidad.