ORGULLOSOS DE AYUDAR A NUESTROS COMPROVINCIANOS

Desde que inició la cuarentena, la institución recibe una inmensa demanda y requerimientos que implicaron un alto grado de compromiso, comunicación y coordinación de nuestro equipo, para trabajar en la resolución de los problemas presentados.

En plena pandemia por el coronavirus, nuestra Casa continúa trabajando intensamente para atender las necesidades de los catamarqueños que por diferentes motivos quedaron varados en Buenos Aires, tras haberse decretado el aislamiento social obligatorio y preventivo en todo el país.

Desde que inició la cuarentena, nuestra institución recibe una inmensa demanda y requerimientos que implicaron un alto grado de compromiso, comunicación y coordinación de nuestro equipo, para trabajar en la resolución de los problemas presentados.

Se brindó contención, asesoramiento y apoyo de toda índole a las personas que -dictaminada la cuarentena- se vieron obligadas a permanecer en la Ciudad y en la Provincia de Buenos Aires, algunas de las cuales llegaron derivadas para ser atendidas en diferentes centros de salud de alta complejidad porteños.

Además, acompañamos y atendimos a más de doscientos catamarqueños que ya lograron regresar, luego de superar estrictos controles sanitarios (en Buenos Aires y en Catamarca) y que tuvieron que cumplir con los 28 días de aislamiento obligatorio, actualmente vigente en la provincia.

También recibimos y evacuamos dudas de aquellos que se encontraban en el exterior, facilitándoles información para emprender el retorno a sus hogares. Estas consultas llegaron desde países como Uruguay, Chile, México y España, entre otros.

Asesoramos a aquellos coterráneos que contaban con medios de movilidad propios para regresar a la provincia.

Y, tras un gran esfuerzo, gestionamos, junto al Ministerio de Transporte de la Nación, micros de larga distancia para el traslado de catamarqueños en Buenos Aires; como así también el de personas que se encontraban en Catamarca y necesitaban volver a Buenos Aires.

Por otra parte, queremos recodarles que sigue en marcha nuestro programa “Roperito”, a través del cual le acercamos ropa de abrigo a las familias varadas en CABA.

Esperamos y deseamos que pronto todo vuelva a la normalidad. Hasta entonces, seguiremos trabajando para ayudar todos los catamarqueños que lo necesiten.