ÚLTIMA EDICIÓN DE SEMBRANDO CATAMARCA

El último jueves de Julio se realizó en la Casa de Catamarca la tercera tertulia literaria, que recorrió la trayectoria del escrito José Horacio Monayar en la disertación y puesta en escena del reconocido artista catamarqueño Daniel Fernando Martínez.

El último jueves de Julio se realizó en la Casa de Catamarca la tercera tertulia literaria, que recorrió la trayectoria del escrito José Horacio Monayar en la disertación y puesta en escena del reconocido artista catamarqueño Daniel Fernando Martínez. Después de las palabras de bienvenida a cargo de la Directora de Relaciones Públicas e Institucionales de la Casa, Valeria Zavaleta, en representación de la Sub Secretaria Dra. Yanina Martínez, se realizó la presentación ante un nutrido grupo de asistentes, la que constó de tres partes especialmente preparadas: la primera fue la presentación del proyecto “Voces y Memoria” patrocinado por la Universidad Nacional de Catamarca y el Gobierno Provincial; en segundo término tuvo lugar un emotivo diálogo ficcionado entre el homenajeado –desaparecido recientemente- y su discípulo. En él se raccontaron la trayectoria del destacado dramaturgo y se representaron en forma visual y de teatro semi montado escenas de sus piezas teatrales: video de la obra “El Arisco” con las voces originales de su estreno; interpretación de “la canción de Cuna” de El Arisco y el Leit motiv de “Lucas Vega, hombre de soledad” por parte de Lila Rodríguez Ross; escenificación de un monólogo de “El Tango: caricaturas y remembranzas” y del Prólogo de “María Patrón la Ollera” por parte de Tania Marioni, destacada actriz catamarqueña actualmente radicada en Buenos Aires.

El epílogo se desarrolló en un ambiente sumamente emotivo, danzas interpretadas por los jóvenes Luis Sánchez y Lucía Salazar, y la participación de Julio Rodríguez y Susana Ferreiro, asistentes a la tertulia. Al finalizar la Coordinadora del evento, Tania Marioni, recitó textos de Monayar y se distribuyeron semillas entre los presentes. Se dió inicio a la Celebración de la Pachamama y todo el personal de la Casa sirvió un cattering realizado por ellos con el consabido aguardiente con ruda para honrarla. La fecha fue clave, el espíritu de José Horacio Monayar y su amor por el suelo natal se aunó en la Celebración de la Madre Tierra.

Fotógrafa M F Abad